“The BITCH is back”: TOP15 de zorras televisivas, Parte II…

Sí, ya sé que dije mañana, pero he estado más liado que Ryan Murphy en una pasarela de Abercrombie&Fitch, así que no he podido actualizar hasta hoy. Pero, afortunadamente para vosotros, amantes de las ZORRAS televisivas, ya estoy aquí con una nueva entrega del ranking. Vamos allá, pues…

 

10. REBECCA LOGAN (Greek)

Greek era una serie ligerita, poco memorable y sin nada especial que la diferenciase del resto de series juveniles de instituto/universidad, pero bastante entretenida en general. Y gran parte de ese entretenimiento venía de la mano de esta señorita, una niñita de papá que se encaprichaba del malote de turno y se dedicaba a putear a la rubia tonta de siempre. Vamos, un cliché total, pero llevado con una gracia y una mala baba divertidísima…

Además, aunque fue volviéndose “buena” con el tiempo, nunca dejó de lado esa hijoputez caraterística, consiguiendo levantar las épocas más aburridas y monótonas de la serie (que las tuvo también). Maravillosa esta señorita.

9. CAMELIA VALENTE DE ARISMENDI (Gata Salvaje)

Pues sí, señoras y señores, el género culebrón sudamericano también va a tener su representación en este ranking. Y lo hace de la mano de una de las villanas más carismáticas y descacharrantes que ha dado la caja tonta. Esta despampanante rubia se dedicaba a putear al resto del elenco, de manera aleatoria y sin razón concreta, simplemente por diversión, mientras tomaba cócteles en su tumbona, al lado de la piscina de su marido/mecenas de turno y con el teléfono en la oreja para cotillear los últimos chismorreos con su inseparable amiga Panchita. Pero no es esto, ni sus ingeniosos y constantes comentarios mordaces, los que la aúpan a este noveno puesto, sino la originalidad (y realidad) del final que tuvo su personaje: cuando los “héroes” de turno tuvieron su final feliz, Camelia cogió las maletas, se mudó de país y lo último que se supo de ella fue que comenzaba un nuevo flirteo con otro ricachón que la mantuviera… Porque ella lo valía.

8. MARÍA SALAS (Al Salir de Clase)

La dulce chica de ojos claros que no tardó en convertirse en la mayor y más manipuladora ZORRA que ha parido una serie española. Hija de puta hasta decir basta, María cometió todo tipo de fechorías, como malmeter para que su querido Íñigo fuera plantado en el altar por la que entonces era su novia, convencer a una enferma mental de que deje de tomar su medicación para manipularla mejor o fingir intentos de suicidio y embarazos (maniobras clásicas de toda buena zorra televisiva) para atrapar a su amado… Pero también se llevó lo suyo: fue acosada, violada y, cuando por fin decidió volverse buena persona, asesinada por su violador, que la atropelló. En resumen: una DIOSA.

7. PAM SWYNFORD DE BEAUFORT (True Blood)

Pam es uno de esos personajes que nunca te cansas de ver, porque siempre tienen algo interesante que aportar, sea un maravilloso y sagaz improperio o una sublime interpretación dramática. Ahora mismo, Pam es uno de los personajes clave de la serie, pues mientras otros personajes clásicos decaen irremediablemente, ella mantiene el tipo sin despeinarse y se reinventa a sí misma. De segundona violenta y sarcástica ha pasado a pieza clave en la trama, convirtiéndose en una de las vampiresas más influyentes de la región y demostrando constantemente que su lealtad está por encima de cualquier duda.

Pero, sobre todo, Pam tiene eso que tanto nos gusta de las ZORRAS: su odio eterno, visceral e irracional por la “chica buena” de turno, ésa a la que todos le daríamos gustosamente una GRANDÍSIMA patada en la boca. Porque sí, cualquiera que haya visto True Blood ha pensado esto más de una vez…

Y terminamos por hoy con…

6. EDIE BRITT (Desperate Housewives)

LA AMÉ. Con todas mis fuerzas. Edie era brillantemente malvada, jodidamente divertida y maravillosamente hija de perra. Cada una de sus apariciones en pantalla era ORO, sin más, y su rivalidad con Gabrielle (y no con Susan, ésa no le llegaba ni a la suela de los zapatos) es de lo mejorcito que ha dado la televisión en toda su historia. Histriónica, perturbada, engreída, sexual, egocéntrica… esta señora lo tenía todo, y lo sabía. Y se enorgullecía de ello constantemente.

Su mala relación con el productor de la serie nos privó de disfrutar de este personajazo durante las últimas temporadas, pero a cambio nos regaló una de las muertes más memorables de la historia de la televisión (eso lo dejamos para otro ranking), acompañada de una frase que, para mí, ya es ETERNA…

“Os diré algo: no es tan duro morir cuando sabes que has vivido. Y yo he vivido. Oh… ¡¡cómo he vivido!!”

Próximamente, TOP5. 😉

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s