“Anchorman 2” La leyenda continúa (mas o menos) en plena forma.

¿Te imaginas que te pagaran por juntarte con tus amigos y hacer el capullo durante dos horas? Seguramente, saldrían cosas muy interesantes (a no ser que seas Johnny Knoxville).  Esto es probablemente, lo que pensaron Will Ferrell y Adam McKay cuando se lanzaron a producir la primera parte de “El Reportero” (Anchorman, 2004), hace ni más ni menos que una década. Con una premisa simple y un guión inteligente conquistaron la taquilla estadounidense convirtiendo el título en un clásico de la factoría Apatow. Pero los años no pasan en balde, y lo que fue una brillante y descarada crítica a la sociedad americana y sus medios de comunicación, se tambalea levemente con la llegada de su secuela. ANCHORMAN-2-The-Legend-Continues-poster-trailer-banner-HR__140105234205

Situada 6 años después de los hechos acontecidos en la primera parte, nos encontramos con Ron Burgundy (Will Ferrell)  conviviendo felizmente con Veronica Corningstone (Christina Applegate) y el hijo que han tenido juntos. Esto supone que la pandilla más desequilibrada (mentalmente) de Estados Unidos, ha visto separados sus caminos en la vida, en pos de nuevos objetivos. Pero un hecho en la vida de Burgundy, le obligará a ir en busca de sus viejos compañeros: Brick Tamland (Steve Carell), Brian Fantana (Paul Rudd), y Champ Kind (David Koechner).

Anchorman 2 mantiene intacto el espíritu de su antecesora, aunque sus constantes homenajes hacia ella, hacen que los acontecimientos de este capítulo queden en meras anécdotas a su lado. Y eso que los dos primeros tercios del filme son brillantes. Es al final, cuando uno se da cuenta de que le falta generar una pizca de mala leche al devenir de sus personajes.

will-ferrell-christina-applegate-anchorman-2-4

Como es habitual en la nueva comedia americana, las conversaciones y las situaciones en que se producen, son el punto álgido de la película. Todos los personajes disfrutan de sus momentos de gloria, pero en esta ocasión, los que se llevan la palma son los personajes interpretados por Steve Carel y Kristen Wiig. Épicamente desternillantes. También merece la pena destacar la incorporación al reparto de Meagan Good y Greg Kinnear, cuyos personajes aportan bastante comicidad al entero del largometraje.

 

En resumen, si eres de los que no soporta la jeta de Will Ferrell, ni te plantees verla. Aun así, merece la pena darle una oportunidad al filme. Aunque sea por apreciar sus brutales cameos, que no citaré para que podáis disfrutarlos tranquil…¡HARRISON FORD!

 

estrellas nota blog 3con5

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s