Cómo conocí a vuestra madre o… cómo estirar una serie más de lo necesario

Meses después de conocer al fin la identidad de la futura mujer de Ted Mosby, y la madre de sus futuros hijos, somos muchos los fans que nos preguntamos “¿realmente hacía falta esta 9ª temporada?”.  Y es que según iba pasando esta última etapa de “how I met your mother” nos hemos ido dando cuenta de que en realidad no pasaba nada. Con la excusa de la boda entre Barney y Robin se decidió alargar 22 capítulos más una serie a la que ya le había llegado el final. Llevamos (hasta ayer) 19 capítulos de esta 9º temporada en las que, teóricamente, han transcurrido únicamente 6 días, y todo alrededor de dicha boda. Todo ello, rellenado con muchos “flashback” y guiños a personajes y momentos ya vividos.

5x12a

La serie comenzó allá por el año 2005, y el argumento principal oscilaba alrededor del título de la serie. ¿Quién demonios era la madre de esos dos (por entonces niños) a los que Ted les contaba toda su vida?  ¿Dónde demonios la conoció? Pero poco a poco eso fue pasando a un segundo plano, y fuimos muchos a los que ya nos dejó de importar de verdad quién era esa señora tan misteriosa. Lo divertido de esta serie han sido sus vivencias, las locas historias de Marshall y Lily, las infinitas y descabelladas técnicas de ligar de Barney, los interminables fracasos amorosos de Ted… O incluso los personajes que sólo aparecían un par de veces en toda la serie pero que nos dejaron marcados por una u otra cosa. ¿Quién no recuerda a la famosa Calabaza Putilla?

Robin-Barney-Naomi-Ted-460x332Barney, Robin y Ted saludando a la Calabaza Putilla.

Pero a medida que la serie iba echándose a las espaldas más y más temporadas, la figura misteriosa de la madre iba engrandeciéndose, y ya hace un par de años empezó a plantearse la idea de finalizar con su aparición esta genial serie. Incluso, al comienzo de la 8ª temporada se llegó a rumorear que iba a ser la última, y que acabaría con la aparición de la “señora del paragüas amarillo”.  Pero por una razón o por otra, los guionístas decidieron que la serie aún daba algo más de sí, y decidieron alargarla como si de un chicle se tratase. El resultado es que una serie que tenía pinta de convertirse en una de las mejores de la historia, se esté empañando poco a poco y adquiriendo una calificación de “decente”. Con esto no digo que los nuevos capítulos sean aburridos (no todos al menos), pero sí que bajan y mucho el nivel de los anteriores, y eso es algo gravísimo, sobre todo habiéndolo estirado tanto cuando no se debía hacer.  Para hacer una buena serie, tan importante es crear un argumento adecuado, como darle un buen final y este, según mi punto de vista, no es un buen final para una gran serie.

Os dejo con algunos buenos momentos de Barney Stinson:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s